México: Brechas digitales y Banda Ancha Móvil

Por Jacob Bañuelos - Publicado el 10/10/2013, en El Universal.com.mx

¿Puede la telefonía móvil reducir la brecha digital en México? La telefonía móvil se ha convertido en una tecnología capaz de reducir la brecha digital. Sin embargo, en México todavía vamos con rezago por diversas circunstancias, la principal, el alto costo de los servicios de Internet. 

Además del alto costo de la banda ancha, otro problema grave es la enorme brecha digital que sufre el país. En México sólo tienen acceso 4 de cada 10 mexicanos, es decir sólo tienen acceso 45 millones de personas y de estas únicamente 13 millones cuentan con banda ancha fija (Cofetel, 2011; Amipci, 2013). 

Sin embargo, la problemática de la brecha digital se amplía en otras brechas relacionadas con la vida en entornos digitales. La brecha digital definida por la OCDE, como la diferencia que existe entre individuos, hogares, negocios y áreas geográficas en diferentes niveles socioeconómicos respecto a las oportunidades para acceder a las TIC (Tecnologías de la Información y la comunicación) y al uso de Internet, no sólo se remite al acceso. 

La OCDE divide en tres segmentos el concepto de brecha digital: brecha de mercado (oferta y competencia de servicios), brecha de acceso (costos para el usuario) y brecha de apropiación o cognitiva (conocimiento y uso con utilidad). En México tenemos rezagos en todas las áreas, y además habría que sumar la brecha demográfica, la brecha regional y local.

Por ejemplo, la brecha de mercado y regional la representa el hecho de que 47% de los usuarios totales de Internet son atendidos por una sola compañía, Telmex, y residen en la Ciudad de México y el 75% de los usuarios de telefonía móvil también son atendidos por la misma empresa (Telcel). 

De acuerdo con la ITU (Measuring the Information Society, 2013), el 40% de la población mundial está conectada a Internet y hay 6,800 millones de suscripciones a móviles, casi tantos celulares como habitantes en la tierra. 

Cerca de un tercio del total son suscripciones a banda ancha, 2,100 millones de abonados. Sin embargo, todavía hay 1,100 millones de hogares y 4,400 millones de personas sin acceso a Internet. El país con mayor expansión de telecomunicaciones es Corea del Sur, seguido de Suecia, Islandia, Dinamarca, Finlandia y Noruega. En este índice de desarrollo de las TIC (2012), México está en el lugar 83, entre Fiji y República Sudafricana. Algo no hemos hecho bien. 

En términos de costos de acceso, México está en medio de los índices mundiales en servicios de banda ancho fija y móvil, en el lugar 62, con un costo de 2.3% del PIB per cápta, entre Panamá y Líbano. Al parecer, entre más pobre es un país, más caros son los servicios de Internet, por ejemplo, en Estados Unidos sólo cuesta el 0,4% del PIB per cápita, y en Níger el 210% (ITU, 2013).

Cerca de 80 millones de la población mundial tiene un celular, de los cuales sólo un millón son smartphones y tienen acceso a Internet. En México tenemos 63 millones de usuarios de móviles, de los cuales sólo 15 millones tienen un smartphone con un población estimada en cerca de 120 millones de habitantes. 

En México existen 38 millones de conexiones totales de banda ancha, 13.9 son de banda ancha fija y 24.5 son de banda ancha móvil. El índice de penetración de banda fija es del 13%, mientras que el de banda ancha móvil es del 20%. De acuerdo con Amipci (2011), el 26% de los internautas mexicanos se conectan via celular. 

Es verdad que sigue creciendo el acceso a banda ancha móvil en México, creció un 40% en el primer trimestre del presente año. Sin embargo, el estudio Futuro Digital Latinoamérica 2013 revela que el 94.7% de los accesos a Internet desde móviles se realizan mediante conexiones wifi y sólo el 5.3% se hacen desde conexiones de banda ancha móvil con tecnologías como las 3G o 4G.

Lo anterior posiciona a México en el último lugar de penetración y acceso desde banda ancha móvil entre los países de la región, liderados por Chile, en donde el 31,6% de los usuarios acceden por banda ancha móvil a Internet, Brasil (22,9%), Argentina (19,3%). 

Mientras en México no se formulen políticas públicas que permitan articular a los actores relevantes del sector de las TIC y no se tomen medidas con orientación de servicio público para reducir las brechas digitales (mercado, acceso, apropiación), el desarrollo del país seguirá sumido en una profunda brecha que impide el desarrollo.

Es urgente la regulación de un mercado más competitivo, que permita bajar los costos de acceso, garantizar el acceso universal para todos sin restricción de ingreso y situación geográfica, atender las grandes lagunas en cuanto a apropiación tecnológica, generación de contenidos útiles, creación de competencias en el uso de las TIC y promover la educación para reducir la brecha cognitiva.

Las empresas dominantes en el mercado de las TIC e Internet como Microsoft, Google, Facebook comienzan a implementar estrategias de reducción de la brecha digital con el móvil por delante. El caso más claro es el de Microsoft con el proyecto 4Africa (http://www.microsoft.com/africa/4afrika/), facilitando la banda ancha inalámbrica usando espectro liberado por la televisión, creando centros de capacitación, tabletas y un teléfono Huawuei especialmente diseñado para el proyecto. Google inicia el pryecto Loon (http://www.google.com/intl/es-419/loon/) que intentarán llevar Internet a regiones sin conexión mediante bolones atmosféricos. Y Facebook en alianza con Ericcson, Mediatec, Opera, Samsung, Nokia, Qualcom, inicia un proyecto de acceso asequible, mediante una gestión más eficiente de datos.

Las anteriores iniciativas pueden ser plausibles, pero la responsabilidad de combatir las brechas digitales y promover el acceso, la apropiación y la reducción de costos del mercado de las TIC e Internet será responsabilidad de la administración del Estado mexicano. Pongamos un sólo ejemplo, ¿cómo se realizará la gestión de la fibra óptica obscura en el país? 

Por lo tanto, la sociedad mexicana debe observar detalladamente las acciones del nuevo IFETEL y el cumplimiento del decreto que reformó recientemente la Ley de Telecomunicaciones, el cual promete convertir los servicios de telecomunicaciones en servicios públicos y lograr el acceso universal.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por visitar el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...